Estación de La Sagrera

Volver

La estación de La Sagrera será un gran intercambiador intermodal que aglutinará, en el lado Besòs de Barcelona, los servicios ferroviarios de alta velocidad, los trenes regionales y los de Cercanías. También conectará con el metro y los autobuses urbanos e interurbanos.

Ficha técnica

Promotor:
Consorcio BSAVE (Ministerio de Fomento, Generalitat de Catalunya y Ayuntamiento de Barcelona)
Presupuesto:
2.240 M€
Estado:
En ejecución
Plazo estimado:
2016

Descripción

La estación de La Sagrera-TAV será un gran intercambiador intermodal diseñado para un tráfico anual superior a los 100 millones de personas. Acogerá la línea de alta velocidad, las líneas R1 y R2 de Cercanías, las líneas L4, L9 y L10 del metro, autobuses, taxis y aparcamiento para vehículos privados.

Las obras de la estación se iniciaron en el año 2010. Actualmente, se están finalizando las obras del túnel de conexión Sants–Sagrera y la línea de alta velocidad ya funciona, aunque la estación de La Sagrera todavía no está terminada y los trenes pasan sin detenerse. 

La estación será una edificación semienterrada, con una superficie de 260.000 m2 distribuidos en tres niveles. Los servicios de alta velocidad y larga distancia de ancho internacional, así como la estación de autobuses interurbanos, se situarán, por debajo del vestíbulo principal, a un nivel superior. El vestíbulo principal dispondrá de un gran espacio central de acogida y distribución de los usuarios, y albergará también las taquillas y una zona comercial. En los niveles inferiores se ubicarán los servicios de Cercanías y regionales por vía convencional, la conexión con el metro y los aparcamientos. Sobre la estación, con el vestíbulo en planta baja y las instalaciones ferroviarias en el subsuelo, emerge el edificio vinculado a los servicios terciarios, oficinas, hoteles y otras actividades no residenciales.

La estación de La Sagrera será el catalizador de una gran transformación urbana del entorno, sobre la base de la cobertura de la superficie de vías para la construcción de un gran parque que permitirá una nueva interconexión entre los barrios de Sant Andreu-Sagrera y de Sant Martí, así como la remodelación de las áreas del entorno. El conjunto de la intervención es de 164 hectáreas, con una cobertura que va desde el puente de Calatrava hasta el nudo de La Trinitat. Alrededor de la estación se prevé la edificación de un nuevo tejido urbano residencial, equipamientos, edificios terciarios, oficinas y hoteles.