Accesos directos:

Abastecimiento

El abastecimiento es uno de los primeros pasos en el ciclo del agua y consiste en la captación, potabilización y distribución de agua de distintas fuentes para el consumo doméstico, industrial y municipal.

Las compañías suministradoras han servido, durante el año 2015, 121.000.000 m3 de agua potable a los 1.405.000 abonados domésticos que viven en el territorio metropolitano.

Datos ambientales

Captación

El agua procede mayoritariamente de fuentes superficiales de las cuencas de los ríos Ter y Llobregat. También se aprovechan algunas fuentes subterráneas, por medio de los más de 60 pozos distribuidos entre los acuíferos del valle bajo y del delta del Llobregat, la cubeta de Sant Andreu y el llano de Barcelona, así como el acuífero del Besòs. Por último, una parte menor del agua para potabilizar se capta en el mar y se desaliniza. La climatología variante de la zona hace que los datos de procedencia cambien año tras año.




El proceso de captación no siempre se realiza con el fin de poder potabilizar el agua posteriormente. Existen más de 90 pozos distribuidos por el territorio metropolitano desde donde los municipios extraen agua que, con un tratamiento mínimo, se utiliza para el riego de jardines o la limpieza de calles.

Subir

Potabilización

Una vez terminado el proceso de captación, se inicia el de potabilización. El agua es tratada, principalmente, en las estaciones de tratamiento de agua potable (ETAP) o plantas potabilizadoras de Abrera y Cardedeu (ambas fuera del ámbito metropolitano) y de Sant Joan Despí. A pesar de que estas son las principales ETAP, en el territorio metropolitano hay otras diez potabilizadoras de menor tamaño.

Desde las plantas potabilizadoras, el agua llega (a través de una red denominada de transporte) a los 150 depósitos de cabecera que almacenan el agua antes de suministrarla a los diferentes municipios metropolitanos. Gran parte de este proceso es lo que se conoce como "abastecimiento en alta".

Producció d'aigua i xarxa de transport
Producción de agua potable y red de transporte




Las diversas potabilizadoras están preparadas para tratar el agua según las particularidades de esta en cada zona. Así, por ejemplo, el hierro (Fe) y el Manganeso (Mn) son los principales elementos del agua que trata la potabilizadora Nicolàs, y los compuestos orgánicos volátiles lo son de la potabilizadora de Sant Feliu.

En el siguiente gráfico se identifican cuáles son los elementos principales del agua que tratan las distintas potabilizadoras del territorio metropolitano:
Principals elements a tractar de l'aigua
Principales elementos a tratar del agua



El suministro que va desde los depósitos de cabecera hasta los hogares se conoce como "suministro en baja". Hay puntos de la red en los que, al no tener depósito de cabecera, la conexión con el abastecimiento en alta se hace de manera directa.

Tipus d'abastament

El suministro desde los depósitos de cabecera hasta los hogares (a través de una red denominada de distribución) pone en marcha el proceso de distribución y consumo.

Subir

Distribución y consumo

Distribución

La distribución del agua se realiza mediante grandes canalizaciones que transportan el agua. Posteriormente, hay una red de tuberías menores que conectan las grandes canalizaciones con los puntos de uso del agua.

Los 36 municipios del área metropolitana disponen de una red de distribución formada por cerca de 6.000 km de tuberías y 150 depósitos de cabecera, donde pueden almacenarse hasta 540.000 m3 de agua potable.

El suministro final de agua a los ciudadanos se realiza a través de varias compañías operadoras que tienen la concesión del servicio. Estas compañías o entidades suministradoras pueden ser públicas, privadas o mixtas, y se encuentran bajo la gestión del AMB, que regula y garantiza la calidad del servicio.
Companyies al territori metropolità
Compañias en el territorio metropolitano

Web de las compañías suministradoras
Aigües de Barcelona, empresa metropolitana Aigües de Catalunya APSA
Aigües de Sant Vicenç AICSA Aqualia
CASSA SABEMSA SOREA

Más información sobre las compañías suministradoras


Del 100 % del agua que se introduce en la red de distribución hay una parte que no llega a la red domiciliaria. El porcentaje que sí llega se conoce como aprovechamiento o rendimiento de la red, es decir, la relación existente entre la suma de todos los puntos donde se consume agua y el agua que entra en la red, que normalmente se hace en uno o varios puntos.

Un 75 % de rendimiento es el dato aceptado en los países europeos. En el territorio metropolitano este rendimiento medio en el año 2015 fue del 82 %. El rendimiento de la red nunca llegará al 100% debido al subcontaje de los contadores (agua que no llega a ser contabilizada por el aparato).


Una vez el agua llega a los hogares se inicia la fase de consumo, que cierra el proceso de abastecimiento.

Consumo

En el área metropolitana, alrededor del 89 % de los abonados lo son para uso doméstico. Sin embargo, estos abonados consumen el 69 % del volumen de agua facturado. Por otra parte, el consumo para usos no domésticos como el industrial oscila en torno al 25 % y los consumos municipales, en torno al 6 %.




Datos complementarios
Aigua consumida per usos (milers de m3)
Nombre d'abonats per tipologia d'ús

Un elemento importante en la fase de consumo es el que hace referencia al ahorro de agua. Cada vez hay más conciencia de que el agua debe usarse de forma racional, algo que queda demostrado con la tendencia a la baja de la evolución del consumo doméstico 




Puntos básicos a tener en cuenta para ahorrar agua en los hogares:

Consejos para ahorrar agua (Agencia Catalana del Agua)

Mejora del sistema de suministro por aforos

Desde el AMB, se promueve la eliminación total del tipo de suministro de agua potable sin equipo de medida y con almacenamiento en un depósito interior de la vivienda, conocido como "suministro por aforo".

La eliminación de este tipo de instalaciones responde a la necesidad de garantizar la calidad del agua de consumo doméstico, algo que no puede conseguirse con el sistema de aforos. En este sistema, el agua acumulada en depósitos puede estancarse y su calidad puede deteriorarse, a no ser que el propio consumidor realice un mantenimiento adecuado de la instalación.

El suministro de agua por contador evita el riesgo sanitario y la obligación del usuario de realizar tareas de conservación y limpieza de los depósitos de agua. También permite disponer de toda el agua que se necesite y pagar solo por la que realmente se consume.

Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano

Reglament del servei metropolità del cicle integral de l'aigua

Datos complementarios
Nombre d'abonats per tipologia de subministrament

Subir