Accesos directos:

Agua

Para poder garantizar el mejor servicio de suministro de agua a los tres millones de personas que habitan en el territorio metropolitano, el AMB dispone de una compleja red de instalaciones distribuidas por toda la geografía metropolitana.

Infraestructuras del ciclo del agua

Mediante una extensa red de transporte, el agua previamente captada y potabilizada se distribuye a los usuarios. Una vez utilizada, se recoge a través del alcantarillado municipal, junto con las aguas pluviales. La red de colectores se encarga de llevar el agua a las depuradoras, donde se trata antes de ser reutilizada o devuelta al medio. 

Instalaciones del ciclo del agua

  • Abastecimiento
    El agua se obtiene principalmente de fuentes superficiales (81 %) de las cuencas de los ríos Ter y Llobregat. También se obtiene agua de fuentes subterráneas (15 %) mediante más de 60 pozos distribuidos entre los acuíferos del valle bajo y del delta del Llobregat, gestionados por varias compañías.

    La desalinizadora de la cuenca del Llobregat, gestionada por la empresa pública Aigües Ter Llobregat (ATLL) por mandato de la Agencia Catalana del Agua, produce 200.000 m3 de agua al día.

    Una vez captada, el agua se transporta hasta las estaciones de tratamiento de agua potable (ETAP). Las principales son la de Sant Joan Despí y las de Abrera y Cardedeu, situadas fuera del territorio metropolitano. Hay otras 10 de menor envergadura.

    Cuando el agua ya ha sido potabilizada, se distribuye a los 36 municipios del área metropolitana a través de una red de distribución formada por 5.500 km de tuberías y 150 depósitos de cabecera, donde pueden almacenarse hasta 540.000 m3 de agua potable.
  • Saneamiento
    Las aguas residuales se recogen en el alcantarillado, gestionado por los municipios. Una red de colectores conecta el alcantarillado con las depuradoras. En el territorio metropolitano hay una red de colectores de 3.000 km, 300 de los cuales son de gestión metropolitana, mientras que el resto son gestionados por cada municipio.

    En el AMB hay siete estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR). El AMB se encarga, a través de la empresa pública EMSSA, de evacuar, tratar y sanear una media de 11.000 litros de aguas residuales por segundo, durante las 24 horas del día y los 365 días del año.
  • Reutilización
    En las estaciones de regeneración de agua (ERA) se desarrollan los tratamientos necesarios para poder dar al agua nuevos usos que no requieren agua potable: riego, limpieza urbana y usos industriales y ambientales. En el área metropolitana de Barcelona hay cuatro ERA, situadas en las EDAR de Baix Llobregat, Gavà, Sant Feliu de Llobregat y Montcada.
  • Prevención de inundaciones
    El alcantarillado y la red de colectores, que recogen las aguas residuales y tienen una gran capacidad de almacenamiento, también tienen la función de drenaje de las aguas pluviales (especialmente en las zonas urbanizadas).

    El AMB dispone además de una serie de infraestructuras destinadas de forma específica a la prevención de inundaciones. Se trata de los depósitos de retención y las balsas de laminación, que acumulan el agua de las lluvias y que, cuando están llenos, la liberan lenta y gradualmente. Asimismo, dispone de sistemas anti-DSU, que evitan que el agua salga del alcantarillado.