Servicios e instalaciones

Las playas metropolitanas, con una superficie de más de dos millones de m2 de arena, son visitadas cada año por más de 8,5 millones de personas.





Los municipios de Montgat, Badalona, Sant Adrià de Besòs, Barcelona, El Prat de Llobregat, Viladecans, Gavà y Castelldefels disponen de un total de 40 playas. A partir de un convenio firmado con los ayuntamientos, el Área Metropolitana de Barcelona se encarga de la limpieza y del equipamiento de las playas.

La gestión se lleva a cabo bajo la dirección de los técnicos del AMB, en coordinación con los técnicos municipales.
Este modelo de gestión incorpora como herramienta el control de calidad sobre el mantenimiento que se realiza.

Herramientas y modelo smart

El AMB ha implementado durante el 2017, un nuevo modelo de gestión smart que dispone de herramientas que mejoran la explotación y el análisis de los datos. Con un simple clic, da respuestas a consultas tan básicas como el número de incidencias gestionadas y el coste de la reparación asociado. Por otra parte, el modelo también permite consultar un inventario actualizado de todos los elementos que encontramos en los parques y en las playas (número de árboles, de bancos, superficies de pavimentos, número de duchas y un largo etc).

Webapp "Infoplatges"

Limpieza

Las playas se limpian cada día, dado que los usuarios utilizan estos espacios para sus actividades deportivas y de ocio, tanto en verano como durante el resto del año. Tener una arena limpia y con una buena calidad sanitaria es un objetivo prioritario que la gestión del AMB consigue mediante distintos tipos de actuaciones.

Todos los residuos recogidos en las diferentes operaciones de limpieza son gestionados eficientemente por medio de la selección en destino en una planta del AMB donde se separan las distintas fracciones para su posterior tratamiento y reciclaje.

Instalaciones de tratamiento de residuos
  • Labrado
    Esta actuación de saneamiento consiste en el labrado de toda la arena con tractores equipados con arados. Es una actuación que se lleva a cabo a principios de la primavera y es la primera en la preparación de las playas para la temporada alta. El objetivo es remover la arena en una profundidad de unos 50 cm para favorecer su saneamiento por el contacto con el aire y el sol.
  • Cribado
    Es la limpieza de la arena de las playas que se realiza mecánicamente cada día desde Semana Santa hasta finales de septiembre, coincidiendo con la temporada de baño, y un mínimo de dos veces al mes el resto del año.

    Esta operación se lleva a cabo con las cribadoras, que remueven la arena hasta los 10 cm de profundidad y la dejan caer en un cedazo para filtrarla y retener las partículas más gruesas.

    Para el cribado de la arena se utilizan dos modelos de máquinas cribadoras: uno especial para las zonas extensivas y un modelo pequeño y auto- propulsado para las zonas de difícil acceso.
  • Imán
    Una de las novedades con respecto a la limpieza de las playas es un dispositivo para la eliminación de residuos metálicos de pequeña dimensión. Se trata de un vehículo que circula por la playa pasando un electroimán de grandes dimensiones a pocos centímetros de la arena y que atrae todo tipo de objetos metálicos perjudiciales para el medio.
  • Analíticas
    Durante los meses de verano se realiza un exhaustivo programa de control y vigilancia de la calidad sanitaria y microbiológica de la arena, mediante analíticas semanales. Los criterios de evaluación se basan en los establecidos por el Instituto Pasteur de Lille, pero con baremos más estrictos. En general, los resultados obtenidos año tras año desvelan el buen estado de salud de las playas metropolitanas.
  • Limpieza manual
    Complementariamente, se lleva a cabo una limpieza manual consistente en la recogida de residuos en zonas no accesibles para las máquinas como los accesos a la playa o las escolleras.

    Se tiene especial cuidado en la limpieza de espacios protegidos, como las zonas ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) o las zonas cerradas de los espacios dunares, para no perjudicar ni la flora ni la fauna autóctonas. Estas tareas se realizan en colaboración con los ayuntamientos.
  • Vaciado
    Las papeleras de gran capacidad se vacían con camiones compactadores preparados para circular por la arena. En aquellos lugares de la playa donde no pueden actuar las máquinas, el vaciado y la recogida se hacen de forma manual.

Equipamiento

El equipamiento es un aspecto clave de la caracterización de las playas y sigue un criterio de homogeneidad para que los usuarios puedan encontrar las mismas condiciones de servicio en cualquiera de las playas que visiten. Se refuerza así la idea de encontrarse en un espacio continuo y de gestión común.

Los elementos de mobiliario de las playas metropolitanas responden a cuidados diseños que cumplen los requerimientos de calidad, funcionalidad, estética y adaptación al entorno. Muchos de ellos han sido diseñados por los propios servicios técnicos del AMB, a partir de años de experiencia, y han recibido varios reconocimientos.

El AMB pone a disposición de los ayuntamientos un catálogo de mobiliario de las playas metropolitanas que incluye todos los elementos disponibles y que se va actualizando con nuevos modelos a medida que se validan sus diseños.

Actualmente, las tipologías y elementos disponibles para amueblar las playas son:
  • Acesibilidad: pasarelas, pasarelas enrollables y aparcabicicletas.
  • Higiene y salubridad: duchas, lavapiés, bancos, papeleras de gran capacidad.
  • Módulos de servicios: primeros auxilios, lavabos, lavabos y vestuarios adaptados, policía e información, quiosco bar, almacén y pérgola.
  • Ocio: juegos infantiles, aparatos de ejercicio físico, porterías, redes y palos de voleibol, campo de korfball.
  • Seguridad e información: torre de vigilancia, silla de vigilancia, armario de SOS, balizamiento y megafonía.
  • Señalización: tótems, banderolas y cartelas, señales de arena con bandera del estado de la mar, señales de paseo, de espigones, de salida de embarcaciones y de kitesurf.
Durante la temporada baja, el AMB retira de forma preventiva parte del mobiliario.
  • Proyectos relacionados
  • Nuevos proyectos: korfball
    Cistella de korfbal

    Este equipamiento consta de dos palos con una cesta sin tablero. Cada palo es un perfil tubular de acero inoxidable AISI 316 L con un diámetro de 0,20 m, acabado con una cesta de 0,41 m de diámetro con cuerda azul. El área de juego está compuesta por dos palos separados diez metros entre ellos. Los palos tienen una longitud total de 5 m, de los que 1,5 m están enterrados y 3,5 m son vistos, la medida que deben tener según las normas de juego. El diseño es innovador y resistente a los ambientes salinos de las playas.

    El korfball es un deporte que se juega entre dos equipos cuyo objetivo es introducir una pelota en una cesta sin tablero. Los equipos son mixtos, formados por cuatro hombres y cuatro mujeres, y el área de juego se divide entre zonas de ataque y defensa.

    El korfball se basa en los principios de cooperación, no violencia, no especialización, habilidad y coeducación. Es uno de los ejemplos más claros de las posibilidades de evitar la segregación por sexos en el deporte. Además de su función educativa, este equipamiento busca hacer más agradable la estancia en la playa de todos los usuarios y fomentar la práctica deportiva.

    El primer campo de korfball de las playas metropolitanas se ha instalado en la playa del Bogatell de Barcelona. A lo largo de 2014 se instalarán otros siete campos en el resto de municipios metropolitanos con alguna playa.

    Federació catalana de Korfbal

Innovación



Servicios, soluciones y proyectos innovadores vinculados a las nuevas tecnologías: smartcity, app móvil y crowdsourcing y colaboración en las redes sociales.
  • Megafonía smart


    El nuevo sistema de megafonía está pensado para poder dar a los usuarios de la playa mensajes referentes a seguridad y emergencias, como el mal estado del mar, cambio de banderas, niños perdidos, etc.

    El báculo de megafonía es un elemento autónomo que se alimenta con energía solar. Los equipos de emergencia pueden acceder a él utilizando tecnología 3G/4G, wifi o radiofrecuencia. En el futuro servirá para la instalación de multitud de sensores y sistemas smart como las sondas de temperatura o los repetidores de red wifi.
  • Infoplayas
    App móvil gratuita para iOs y Android con la que puede conocerse todo lo necesario sobre el estado de las 39 playas metropolitanas. Además sirve para realizar consultar y comunicar cualquier tipo de incidencia.

    Infoplayas. App móvil
  • Dunas híbridas
    Dunes
    El objetivo de este proyecto es recuperar los ecosistemas dunares de las playas metropolitanas. Tradicionalmente, muchas de las playas metropolitanas tienen zonas donde de manera natural se generan dunas, acumulaciones de arena que son el hábitat de diferentes especies animales y vegetales autóctonas. 

    Sin embargo, desde hace algunos años y como consecuencia de la acción humana y de la presencia de especies invasoras, las dunas, y con ellas la fauna y la flora propias, han ido desapareciendo.

    Recientemente, el AMB se ha integrado en el proyecto europeo OPERAS, que permitirá recuperar y mejorar los paisajes dunares en las playas del Prat de Llobregat, Viladecans, Gavà y Castelldefels.

    Este proyecto contempla varias acciones. Por un lado, se retirará la mayor parte de la vegetación invasora que perjudica el ecosistema y se favorecerá con ello el crecimiento de las especies dunares. Por otro lado, se crearán dunas completamente nuevas, para favorecer el retorno de la flora y la fauna autóctonas. El proyecto prevé tanto dunas creadas de forma artificial como las resultantes de dejar que la naturaleza siga su curso, que por ello reciben el nombre de "dunas híbridas".

    El proyecto cuenta con una innovadora propuesta de crowdsourcing o colaboración ciudadana por medio de las nuevas tecnologías. La acción consiste en que cada persona envíe fotos georreferenciadas –vía Twitter con la etiqueta #volemdunes– con información sobre fauna, flora, dinámica litoral y transporte eólico de la arena del lugar de la playa donde se encuentre. Los datos recogidos deberán introducirse, vía web, en la geobase del proyecto, en la que se podrá añadir información más detallada. Se genera así un mapa colaborativo con información sobre:
    • Desnivel brusco de arena: presencia de un desnivel brusco de arena en un punto determinado de una playa, como consecuencia de un temporal.
    • Fauna de duna: presencia de algún ejemplar de fauna asociado al hábitat de duna.
    • Flora de duna: presencia de algún ejemplar de flora asociado al hábitat de duna.
    • Arena en movimiento: evidencias de arena en movimiento por efecto del viento y registros de la velocidad del viento.
    • Llegada máxima de agua: evidencias de la llegada del agua hasta un punto concreto de la playa, por efecto de un temporal.

    Proyecto #volemdunes

    mapa interactiu de les platges deltaiques

Calidad

El AMB desarrolla un modelo de control de calidad que permite una valoración objetiva de la calidad del mantenimiento del espacio público. Esta política de calidad y medio ambiente queda reflejada en el modelo de gestión SIGQMA, el eje vertebrador de la estrategia de actuación del AMB.

Esta política tiene una serie de principios que deben asumir tanto el personal del AMB como los proveedores de la institución.

SIGQMA

Así pues, el AMB dispone de un laboratorio propio que realiza el control de calidad de la arena, que es donde a menudo los bañistas pasan más horas. A pesar de que la legislación (2006/7/EC) solo obliga al control microbiológico del agua, para asegurar que la calidad de las playas no presenta ningún peligro, el AMB lleva a cabo un control de la arena durante toda la campaña de limpieza de playas.

Entre los meses de mayo y septiembre se recogen 360 muestras de arena en 20 puntos de control, que coinciden con las zonas con más presencia de bañistas o de mayor riesgo de contaminación. Es justo señalar que, en el 100 % de las playas metropolitanas, los valores se mantienen, con un amplísimo margen, por debajo de los límites recomendados.

Laboratorio del AMB

El control general de la calidad de los espacios y equipamientos de las playas se realiza en dos ámbitos diferentes: el mobiliario y la limpieza de las playas.
  • Mobiliario e instalaciones
    El control de calidad del mobiliario e instalaciones de las playas metropolitanas se realiza mensualmente y se evalúa según el siguiente procedimiento:

    Puntuaciones de Calidad
    • Correcto (60 puntos). Estado satisfactorio.
    • Aceptable (40 puntos). Representa el límite inferior de admisibilidad.
    • Inaceptable (20 puntos). Los defectos de los elementos rompen el objetivo fijado en el contrato.
    • Crítico (10 puntos). El nivel de inaceptabilidad es particularmente grave y requiere una intervención immediata.
    Ámbitos de calidad y valor global

    Tienen consideración de ámbitos de calidad las playas de cada término municipal. Mensualmente se dará un valor cualitativo para cada ámbito.

    El valor global se obtendrá por agregación de los valores de los diferentes ámbitos de calidad calculando la media aritmética, que se considerará el valor mensual de calidad del contrato.

    Valoración de los ámbitos municipales

    Cada mes se obtendrán dos valoraciones de calidad:
    1. Valoración general: Incluirá todas las incidencias recogidas durante el mes.
    2. Valoración de la empresa: No incluirá las incidencias no imputables al contratista. Esta valoración será la que dará lugar a las deducciones correspondientes.
    Valoración de los objetos de calidad

    Balizamiento de espigones, zonas de baño y puntos de ayuda al baño Módulos de duchas
    Armarios salvavidas Papeleras
    Bancos de poliéster, sillas de ducha y módulos múltiples de madera Pasarelas
    Elementos de rotulación Lavapiés
    Juegos infantiles Vallas de madera de pluviales
    Almacenes Torres y sillas de vigilancia.
    Megafonía

    El AMB formula periódicamente encuestas a los diferentes servicios técnicos municipales para contrastar el nivel de calidad obtenido con sus apreciaciones.
  • Limpieza
    El control de calidad se basa en los mismos parámetros que el control del mobiliario: definiendo ámbitos y aplicando puntuaciones sobre la calidad.

    Las zonas de control en el caso de la limpieza de la arena son seis:
    • Áreas de servicio: Zona de un metro de anchura alrededor del conjunto de elementos que se agrupan en los accessos (duchas, pasaleras, papeleras, etc.).
    • Zona no cribada: Superficie de playa (correspondiente a 50 m de anchura) en la que no se criba la arena por la imposibilidad de acceso o por sus características (suelos compactados, con rocas, etc.), donde se realiza la limpieza de forma manual. Incluye las zonas con vegetación y las protegidas que se encuentran dentro del límite del ámbito de mantenimiento.
    • Zona cribada: Superficie de playa (correspondiente a 50 m de anchura) que, de forma periódica, se criba mecánicamente.
    • Zona húmeda: Superficie de playa (correspondiente a 50 m de anchura) que forma la franja de arena donde llegan la olas y que se limpia principalmente de forma manual.
    • Pluviales y rieras: cada unidad de salida del pluvial o riera a la playa con su zona de influencia (zona que queda cubierta con agua cuando se abren).
    • Rompeolas, espigones y otros espacios litorales: espacio longitudinal de unos 50 m de anchura formado por agrupaciones de rocas, contínuas o no, en los lugares que limitan con la arena y son accesibles desde esta. Pueden estar dispuestas de forma paralela al mar, como defensas de paseos marítimos o de la propia costa, o en perpendicular formando espigones. También se incluyen en este grupo las costas rocosas naturales.
    Para definir cuál será la puntuación que marcará el nivel de calidad del servicio de limpieza se definen una serie de parámetros, en forma de tipo de suciedad, en cada una de las seis zonas de control.

    La ausencia o presencia de los siguientes elementos indican el grado de calidad del servicio:
    • Sólido peligroso: cualquier objeto susceptible de producir daño a los usuarios de las playas: cristales, llaves, anzuelos, astillas, jeringuillas, etc.
    • Sólido antihigiénico: objeto orgánico (excrementos, restos de animales, plantas en putrefacción, etc.) o inorgánico (pañales, tampones, preservativos, etc.) que por sus características y riesgos pueda resultar molesto o presentar riesgos de infección para los usuarios.
    • Sólido pequeño: objeto de origen inorgánico que por sus pequeñas dimensiones es difícil de retirar, como colillas, palitos de plástico, papelitos, etc.
    • Sólido medio: objeto inorgánico entre 5 y 30 cm (envases de agua, latas, etc.).
    • Sólido grande: objeto inorgánico de dimensiones superiores a los 30 cm.
    • Sólido orgánico no aceptado (SONA): elementos orgánicos relacionados con la dinámica normal de las playas pero que no son aceptables por las molestias que pueden suponer para los usuarios (malos olores, etc.). Por ejemplo, acumulaciones de mejillones, algas, medusas, peces y otros animales muertos.
    • Residuos vegetales grandes: restos de plantas de tamaño grande (más de 5 cm) que no suponen peligro ni molestias importantes para los usuarios (troncos, ramas, cañas, etc.).
    • Residuos vegetales pequeños: restos de plantas de tamaño pequeño (menos de 5 cm) que no suponen peligro ni molestias importantes para los usuarios.
    • Vegetación excesiva: es la vegetación que afecta a los elementos de mobiliario, o a su área de servicio, de una altura superior a los 10 cm o que, por su extensión y altura, afecta en general negativamente a la limpieza.
    Otros elementos que se tienen en cuenta para definir el grado de calidad del servicio son la uniformidad, aspecto y trato del personal, su profesionalidad y el equipo gestor o la fiabilidad de la empresa operadora.

    Finalmente, para definir la calidad del servicio de limpieza se valorará también el tiempo de actuación: el transcurrido entre la notificación de una incidencia y su resolución. Esta valoración la realiza el propio municipio.
  • Ejemplo de aplicación de ámbito, objeto y valor
    DUCHAS

    Se valorarán mediante tres parámetros: funcionamiento, estado del módulo y limpieza.

    La valoración se llevará a cabo por lotes. Cada lote estará formado por todas las duchas de un municipio.

    Funcionamiento

    Para el parámetro de funcionamiento se tomará como unidad de medida el palo de ducha con su correspondiente pozo de drenaje.
    • Se considerará que el funcionamiento es correcto cuando el temporizador funcione correctamente y el agua salga en caudal y dirección correctos, sin que se formen erosiones ni charcas alrededor. El pozo drena bien y la conducción de suministro de agua está enterrada y libre de fuga.
    • Se considerará que el funcionamiento no es correcto cuando no se dé alguna de las consideraciones anteriores.

Encuestas

Cada dos años se realizan encuestas a los usuarios para conocer sus características y comportamientos, así como su percepción y su grado de satisfacción.

Las conclusiones que se extraen de las encuestas se tienen en cuenta al definir las actuaciones de mejora necesarias en las playas metropolitanas.

Resultados de las encuestas

  • false
    Anuarios y memorias

    Enquestes platges 2018

    Tema:
    Playas
    Público:
    General
    Tipo:
    Informativo
    Formato:
    Adobe Acrobat (.pdf)
  • false
    Anuarios y memorias

    Enquestes platges 2016

    Tema:
    Playas
    Público:
    General
    Tipo:
    Informativo
    Formato:
    Adobe Acrobat (.pdf)