La FP no tiene género

La FP no entiende de género, porque forma a profesionales

Icona No sex

La formación profesional está creciendo y ya no es la segunda opción formativa por detrás de la universidad, como demuestran los datos de inserción laboral y las salidas profesionales que ofrece.

La FP no entiende de género: forma a profesionales sin importar su sexo ni los clásicos estereotipos que a menudo se asocian a las profesiones. Todos pueden ser libres en el sector del mercado de trabajo al que se quieran dedicar.

Todos los ciclos proporcionan la formación necesaria para que cada persona, sea cual sea su situación, pueda seguir aprendiendo y adquirir las competencias profesionales y el conocimiento propio de cada sector. Con la FPro pueden adentrarse, en muy poco tiempo, en sectores emergentes como la logística o la industria 4.0.

Además, la formación profesional dual, que combina el aprendizaje en los centros educativos con la actividad productiva en empresas, ha demostrado que es un motor de competitividad y un acelerador de la inserción laboral.

La actitud de los jóvenes hacia la formación profesional también está cambiando. Cada vez son más conscientes de que con la FP trabajarán en lo que realmente les gusta. Un claro ejemplo son Lucía, Valentina, Marta y Javier, jóvenes que han encontrado su vocación profesional y que están formándose en algunos de los sectores más dinámicos del territorio: la industria, la logística, la energía y los cuidados.

Porque saben que los sueños no tienen estereotipos y que desplegando sus alas llegarán muy lejos.

El AMB trabaja para promover la formación profesional y la FP dual en la metrópolis de Barcelona, estando presente en 25 de los 36 municipios metropolitanos. En el área metropolitana de Barcelona hay 57.876 estudiantes de FPro, y se pueden cursar 144 titulaciones de 22 familias profesionales diferentes. El volumen de personas matriculadas ha crecido un 60 % desde 2004 en la metrópolis. Actualmente, el 60 % de los graduados en FPro encuentra trabajo. En titulaciones industriales, esta cifra aumenta hasta más del 70 %.